martes, 8 de marzo de 2016

¡Hoy sumate a la reflexión, sumate a la lucha!

Como Legisladora Provincial y vicepresidenta del Partido MILES, reivindico la lucha de miles de mujeres por sus derechos a la igualdad de condiciones, al trabajo, a la tierra, a la vivienda y también el camino que nos queda por recorrer en garantía de los derechos humanos fundamentales que nos permitan una vida digna, libre de violencias y de injusticias sociales.

En este marco, también quiero pedir por la inmediata liberación de Milagro Sala y por la no criminalización de la protesta social. Esta detención ilegal de la líder aborigen de la Organización Barrial Túpac Amaru, que hizo mucho por su pueblo y que, por ser diputada electa del Parlasur, goza de fueros y no puede permanecer detenida.

El 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de las Mujeres en memoria de las trabajadoras muertas en New York mientras realizaban una huelga en demandas por sus derechos laborales.

El 8 de marzo de 1857, un grupo de obreras textiles tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban. Pero tuvo que suceder un trágico episodio en marzo de 1911 para que los reclamos sean escuchados por el gobierno: más de 140 mujeres trabajadoras, murieron calcinadas en el incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. El incendio fue provocado por las bombas que les lanzaron tras su negativa de abandonar la fábrica tomada en protesta contra los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.

Fue en el II Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas que se celebró en 1910 en Copenhague, Dinamarca, donde se presentó la propuesta de conmemorar un “Día Internacional de la Mujer” o “Día de la Mujer Trabajadora”, abogando por mejorar las condiciones de vida de la mujer en general y de la mujer obrera, en particular.

Hoy como ayer, el cuerpo de las mujeres es el soporte privilegiado para escribir y emitir este mismo mensaje violento. La violencia sistemática contra las mujeres, pueden llegar a operar como una herramienta de disciplinamiento y control social. Hoy en la Argentina, muere una mujer cada 30 horas, por el simple hecho de ser mujer. En 2014, se registraron 227 casos de femicidios, la mayoría de ellos cometidos por el esposo, novio o ex pareja. El 3 de junio de 2015 una multitud se manifestó frente al Congreso bajo la consigna “Ni una Menos” y expresando su rechazo a distintas formas de violencia contra las mujeres.

Nunca contamos con tantas leyes, políticas públicas, e instituciones para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, sin embargo, los casos siguen en aumento. Es inminente la toma de conciencia y la reacción del conjunto de la sociedad ante este problemática, que no es solo de las mujeres, sino que es social, de salud pública y de derechos humanos.

Por eso, este 8 de Marzo, reivindicamos nuestros derechos:
-Basta de Femicidios!
-Inmediata liberación de Milagro Sala!






Quizás también le interese: