sábado, 10 de agosto de 2013

"Las Niñas, Niños y Adolescentes: Nuevos actores sociales en el entramado mediático."

El Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires Cdor. Horacio R. González y el Director Ejecutivo del Observatorio Social Legislativo, Dr. Norberto Liwski encabezaron la "Los niños, niñas y adolescentes: Nuevos actores sociales en el entramado mediático. Ley Nacional de Servicios de Comunicación Audiovisual”

Los comentarios estuvieron a cargo de la Lic. Florencia Saintout (Decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP); la Lic. Cynthia Ottaviano (Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual) y la Lic. María José Ravalli (UNICEF, Argentina). Integró el destacado panel, la Diputada Alicia Sánchez representante del Frente para la Victoria.

Alicia Sánchez desde su gran experiencia en el área de niñez, adolescencia y familia, llevó a cabo la siguiente exposición: "La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en oposición a la ley de la dictadura, llegó para cambiar el concepto de comunicación audiovisual; no se trata simplemente de un soporte tecnológico sino que pasa a ser una ley en beneficio de la comunidad y la sociedad en su conjunto. Donde los derechos humanos cobran verdadera vigencia, promocionando la diversidad, la igualdad, la universalidad, el acceso y la participación en la información, la igualdad de oportunidades y la libertad de expresión de todas y todos. Con un fuerte protagonismo de políticas que beneficien a las niñas, niños y adolescentes.

Todo mensaje audiovisual conlleva una responsabilidad social que los medios deben respetar y cumplir porque son recursos de socialización de relevancia en la formación de nuestros niños y jóvenes. Ellos están formando su identidad social, son mas permeables y también mas vulnerables a la información que les llega a través de estos medios de comunicación.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, fomenta la promoción y protección de los niños, niñas y adolescentes donde ya no son sujetos pasivos, sino que se transforman en sujetos activos del entramado mediático.

Tres leyes nacionales pautan la relación entre infancia y medios de comunicación: la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la Ley Nacional de Educación y la Ley de Protección Integral de los Derechos del Niño, que coinciden en el derecho a ser escuchados así como en la protección de su imagen asociada a las realidades estigmatizantes de las que conocemos.

Hemos observado como algunos programas imponen modelos a nuestros niños que están fuera de su edad, afectando su identidad e intimidad. Vemos a menudo también a los jóvenes, representados en los noticieros como sujetos vinculados a la delincuencia y pertenecientes a las clases mas humildes. Mientras que los modelos a seguir estarían en las inalcanzables clases altas. Esta estigmatización sumada a la estimulación excesiva y en algunos casos, desmedida, genera un acortamiento de la infancia donde se saltan etapas y los transforma en consumidores tempranos.

En este contexto, el artículo 68 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual establece que debemos “preservar la identidad de chicos, chicas y adolescentes involucrados en conflictos penales o sociales". Esto incluye no dar referencias sobre su escuela o su casa que permitan identificarla/o indirectamente. En casos recientes como el de Ángeles Rawson ha habido medios que no han sido respetuosos de estos parámetros que deberían estar básicamente asociados a la simple ética periodística.

Se establece también la necesidad de cambiar siempre el nombre y proteger la cara de aquellos menores que sean víctimas de maltrato o explotación sexual; acusados de actos de maltrato físico o sexual; enfermos o fallecidos de VIH (a menos que haya consentimiento responsable sobre la base de la información correcta). Protege también la identidad de niños o adolescentes imputados o condenados por un delito.

Es dable destacar que el Artículo 17, establece la creación del “Consejo asesor de la comunicación audiovisual y la infancia”. Un espacio multidisciplinario, pluralista y federal (con miembros del Estado, Universidades, Trabajadores de Prensa y Organizaciones Sociales). Siendo sus principales funciones elaborar mayor calidad de programación para niños; criterios recomendados o prioritarios, inconvenientes o dañinos; propiciar investigaciones y promover la participación; así como también fortalecer las relaciones en el campo audiovisual.

Porque el Estado, acompañado por las familias y la sociedad, debe asegurar el acceso de las niñas, niños y adolescentes a la información y estimular características positivas creativas y recreativas, como la diseminación de contenidos que promuevan los valores de comprensión, tolerancia, paz, justicia, interculturalidad, solidaridad e igualdad entre los sexos, así como la amistad entre los pueblos y Naciones.

Es imprescindible establecer una agenda de trabajo activa con niñas, niños y adolescentes y su vinculación con los medios de comunicación audiovisual, siendo una oportunidad para observar su problemática y poder destacar sus oportunidades, para lograr avanzar en el ejercicio pleno de sus derechos en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño."

Quizás también le interese: